Casos Clínicos


Mastocitoma

masto

Yul era un mestizo muy simpático y muy peculiar, que había desarrollado una tumoración escrotal. El estudio biopatográfico reveló un patrón de Phosphorus pero marcado por la "desmesura" de Medorrhinum. Inquieto, ansioso, apurado e impaciente, no tenía límites, según su dueña: "Yul es desmesurado". Cuando entró en la consulta saludó a todo el mundo.
Gran capacidad para hacer empatía, muy simpático, se comunica muy bien, se hace entender y capta con total facilidad lo que estás pensando. Cuidaba de todos los de casa y no quedaba tranquilo hasta que no llegaba el último.
Los sábados por la noche estaba "atacado de los nervios" porque la hija de la dueña se iba a la disco y volvía de madrugada. Montaba guardia, entre la puerta y la habitación de la joven. No le gusta que la acompañen niños, no los dejaba entrar en casa, solo el hijo del vecino, al que conocía desde que era pequeño y jugaba con él. Pero un día no le dejó entrar y la madre preocupada le preguntó a su hija ¿te has ligado al vecinito? Y su hija le contestó: ¡Vaya por Dios! ese Yul es un chivato y un metomentodo.
Se tira al mar sólo si se están bañando sus dueños, para salvarlos, ya que por él, evitaría hasta los charcos.
Le gusta el pescado, el marisco y los helados.
No quiere quedar solo, le gusta estar acompañado.
Compasivo y tremendamente empático, se identifica con el que sufre, trae su cama y le acompaña. La familia entera acababa de vivir una gran tragedia. La sobrinita de la dueña se había enfermado y Yul sufría por todos; por sus dueños a los que besaba constantemente y sobre todo por la niña enferma, con la que se quería meter en la cama. Cuando la niña falleció, acompañó a su dueña en el dolor y no se separó de ella en ningún momento.
La eliminación del tumor no dejaba sano a Yul, porque no estaba enfermo por el tumor, había hecho un tumor porque estaba enfermo, que es muy distinto. El tejido no es culpable, sólo cumple órdenes (ver "Cáncer, Teoría del incinerador biológico").
Lo extirpé no muy convencida y resultó ser un mastocitoma de grado III; se trata de una neoplasia maligna de alto grado y la cirugía ha de ser agresiva, con amplios márgenes de resección ya que el riesgo de recidiva es muy alto y lo peor de todo el riesgo de metástasis también.
Una dosis de Medorrhinum 200 CH y 4 semanas de descanso, para salir de la Sycosis, ya que la dueña lo había descrito como "DESMESURADO" y a continuación:
Phosphorus durante 3 meses.
Phosphorus 30 CH, 200 CH y 1000 CH
A habido suerte, han pasado 5 años y no ha vuelto a aparecer.

Contactar con...
SEHV
Sociedad Española de
Homeopatía Veterinaria

Contactar con...
Clínica Veterinaria La Playa
Rufo G. Rendueles, 6
33203 Gijón (Asturias)

logo_responsive