Casos Clínicos


Parálisis

Rico es un precioso Pastor Alemán, activo y trabajador y, aunque nadie se lo ha pedido, vigila sin parar de noche y de día, tiene todo bajo control; igual que un profesional.
Los dueños están muy orgullosos, aunque abusa un poco de Robustiano, un enorme y pacifico Mastín Leonés.
No me pareció nada raro cuando por teléfono me comentaron que Rico estaba adelgazando de forma alarmante aunque comía más que nunca. Me lo imaginé haciendo él solo los dos turnos de vigilancia, sin descanso, desconfiado y suspicaz y no me extrañó nada que no engordara.
Apetito voraz con adelgazamiento (emaciación): 27 medicamentos pueden cubrir este síntoma, aunque el más conocido es Natrum muriaticum.
Cuando observé al animal en su casa, comprobé que aunque hacía el movimiento de comer, no desaparecía la comida; le pusimos una mínima cantidad de leche (su bebida preferida) y aunque no dejaba de beber, la cantidad de leche no disminuía, estaba claro, era incapaz de tragar; estábamos frente a una parálisis, incluso la cara estaba deformada debido a la flacidez de la parte derecha.
Me contaron que había estado perdido durante unos 3 ó 4 días; la lluvia y el frío pudieron ser los desencadenantes, también el trastorno de sentirse perdido.
Causticum cubre con máxima puntuación:

Pero sólo tomaremos los seguros, como:

Causticum 30 CH, en plus, 2 ml cada hora, 3 tomas, fue suficiente para empezar a tragar.
Seguimos con 2 ml/noche 5 noches y quedó totalmente restablecido, sin secuelas.

Contactar con...
SEHV
Sociedad Española de
Homeopatía Veterinaria

Contactar con...
Clínica Veterinaria La Playa
Rufo G. Rendueles, 6
33203 Gijón (Asturias)

logo_responsive